ADEAC es una Asociación sin ánimo de lucro, responsable en España de los programas internacionales de la Foundation for Environmental Education (FEE): Bandera Azul, Ecoescuelas, Jóvenes Reporteros para el Medio Ambiente y Llave Verde.

“Nuestro trabajo principal se centra en la Educación, que es la mejor forma de progresar, proteger y ayudar, tanto al medio ambiente, como a las personas que viven en él y dependen de su sostenibilidad”.

La emblemática Bandera Azul es un galardón internacional otorgado a playas, puertos deportivos y embarcaciones de turismo sostenible. Para optar a la Bandera Azul se deben cumplir y mantener una serie de estrictos criterios ambientales, educativos, de seguridad y de accesibilidad.

Ecoescuelas es el programa más grande a nivel mundial que trabaja por la sostenibilidad en el ámbito educativo: se inicia en el aula y se expande al resto de la comunidad educativa mediante la participación en el aprendizaje basado en la acción.

Green Key es un galardón internacional otorgado a  establecimientos hoteleros que se comprometen con prácticas comerciales sostenibles. Los establecimientos premiados cumplen con criterios estrictos, verificados independientemente a través de auditorías periódicas en el sitio.

Jóvenes Reporteros para el Medio Ambiente (YRE) ofrece a los jóvenes estudiantes una plataforma para investigar problemas ambientales y promover soluciones a través de la creación de reportajes investigación, fotografía y video periodismo.

El objetivo del programa es premiar, a través del galardón Sendero Azul, la recuperación y puesta en valor de senderos e itinerarios de todo el territorio nacional, transformados en valiosos recursos para la interpretación ambiental y el disfrute de la naturaleza. Los Senderos Azules son lugares ideales para la sensibilización ambiental, entendida esta como una herramienta que contribuye al cambio social.

Los Senderos Azules de ADEAC permiten, por tanto, poner en valor al mismo tiempo la conservación de entornos ya humanizados y la interpretación del patrimonio natural y cultural, usando para ello los Senderos Azules como recursos para la conservación y la educación ambiental a través de la realización de actividades recreativas, deportivas, turísticas y de esparcimiento.